Especial: Los programas infantiles de la TV

television_padres_hijos-500x333

Hoy es el día del niño, una fecha que ha tomado cierto carácter comercial, pero cuyo espíritu original es recordar los derechos del niño. En Chile se solía celebrar en octubre, durante la “Semana del Niño” que impulsa el movimiento Rotario y que se caracteriza por la elección del “mejor compañero” en cada curso y en cada colegio de todo el país. En 1985, los publicistas y los comerciantes impulsan la celebración de la fecha el segundo domingo de agosto, lo que coincide años después con la firma de la Convención de los Derechos del Niño en 1989.

Es por esto, que en recuerdo de esta fecha, haremos un recorrido audiovisual por aquellos programas infantiles que marcaron época en la televisión chilena, acompañando a los niños de todas las generaciones. Nos es imposible mencionar a todos, pero hicimos el intento.

LOS ’60

La década en que la TV chilena irrumpe como elemento de entretención y compañía familiar, muy por sobre el ideal educativo planificado por las universidades que empezaron con ésto, tuvo como ícono infantil a Pin-Pon, aquel muñeco con cuerpo de algodón creado por Jorge Guerra y que era acompañado por el “amigo” Valentín Trujillo. Empezaron en Canal 13 y luego pasaron a Televisión Nacional, en una primera etapa que terminó “de golpe”.

LOS ’70

La producción nacional no se detiene, complementando la emisión de programas envasados desde varios lugares del mundo,siendo la mayoría de éstos dibujos animados de EE.UU., siguiéndole de cerca Europa, Japón y Argentina, con las aventuras de Hijitus en TVN. En el canal estatal, Patricia Undurraga aparece con “Ya somos amigos” y ” La cafetera voladora“, acompañada por Florcita Motuda y Willy Benítez. En el 13, son los años del Tío Alejandro y el Capitán Sacacorchos, personaje infantil creado por Armando Navarrete, el popular Mandolino.

Pero el gran exitazo era del canal 9 de la Universidad de Chile con “Los Bochincheros”, programa conducido por Domingo Sandoval (El Tío Memo) y María Pastora Campos (La Tía Pucherito), que era calificado como “el recreo de la TV”. Legendaria fue su sección donde el pequeño público iba a dejar sus chupetes para nunca más usarlos.

LOS ’80

Ya con la televisión a color plenamente instalada en el país, los canales deciden aprovechar al máximo todas sus potencialidades, tanto en la emisión de dibujos animados como en la producción de programas. Es la década de Gabriela Velasco y el Conejito TV en TVN, canal donde se inicia Cachureos en 1983. En el “nuevo” Teleonce de la Universidad de Chile comienza su carrera musical el grupo Mazapán, para luego pasar al canal 7. Otro programa del canal 11 fue Patio Plum, recordado por el Perro Lenteja y su “supercachilupi” y la mítica participación de Los Prisioneros en 1986.

Canal 13, que de a poco lograba cobertura nacional instalando repetidoras y asociándose con Telenorte y el Canal 8 de La Serena, apelaba a la entretención con contenido para los niños. Eran los días de “Oreja, pestaña y ceja” con Cristián Campos, a la vez que nacía El Mundo del Profesor Rossa, con Iván Arenas que había empezado su carrera en UCV Televisión.

Y es en UCV Televisión donde surge el gran hit de la década: Pipiripao. Con la conducción de Roberto Nicolini, tenía la función de ser el nexo de continuidad entre la camionada de dibujos animados que programaba el primer canal de Chile, los cuales son recordados hasta el día de hoy.

La televisión de la época acostumbraba a marcar el fin del horario de protección al menor, con mensajes que llamaban a los niños a la cama. Cada canal tenía un espacio acorde a su imagen institucional, siendo los más recordados los de TVN con el Conejito TV, Canal 13 con el angelito y la palomita que visitaba a dos niños en un pueblo del altiplano, el mensaje que emitió Telenorte hasta su fin de transmisiones el 2001.

LOS ’90

La producción nacional debía hacer frente a la irrupción de la televisión por cable, que traía canales dedicados exclusivamente a la programación infantil, como es el caso de Cartoon Network. A esto hay que destacar la llegada de 2 nuevas televisoras al panorama nacional: Megavisión y La Red, como también el logro de la plena cobertura nacional de las estaciones santiaguinas.

Fue la década de consolidación de 2 clásicos: Cachureos (Mosca incluida) y El Mundo del Profesor Rossa. Por su parte, Pipiripao seguía al aire por UCV y llegaba a las ciudades donde transmitía Telenorte, por lo que sus clásicos monitos eran vistos por una nueva generación de televidentes.

Pero también hubo programas nuevos. Fue el caso de Arboliris en TVN, con la conducción de Katty Kowalezcko, a principios de la década y acompañada del Loro Run-Run. Mientras Megavisión recurría a los envasados de origen internacional, Canal 13 y Chilevisión se fueron por la línea de los “clubs”: el canal católico (por esos años) emitía en sus tardes el Club Disney y el 11, ya propiedad del venezolano Grupo Cisneros, ponía al aire El Club de los Tigritos, conducido por Carolina Gutiérrez y que era la versión local del programa del mismo nombre que se emitía por Venevisión, la matriz del canal (Ojo: el Tigre es la mascota de Venevisión). La Red también tenía su “Club de Amigos“.

Y uno de los programas más innovadores de la época tuvo lugar en TVN. Nos referimos a Hugo, un troll que protagonizaba aventuras dirigidas por los niños que llamaban por teléfono y participaban por premios. Fue el programa que consolidó la carrera televisiva de Ivette Vergara.

EL SIGLO XXI

En los últimos años la producción de espacios infantiles cayó en una relativa crisis, marcada por la salida del aire de los espacios nacionales y la programación de dibujos animados. Sin embargo, EL referente de la programación infantil actual comienza en el 2003, con fondos del Consejo Nacional de Televisión y por las pantallas de TVN. Con decir el nombre, no basta señalar nada más: 31 Minutos.

La animación nacional tiene su explosión con 3 series emitidas en Canal 13: Villa Dulce, Pulentos y Diego y Glot. Mega apuesta por la realización de series, siendo la más emblemática BKN; siguiéndole Canal 13 con Amango y TVN con Karkú.

BONUS TRACK: PROGRAMAS INFANTILES EXTRANJEROS

Sería larga la lista de los contenidos infantiles extranjeros que se han visto en nuestro país. Los Picapiedras, Bugs Bunny y el Pato Lucas, Garfield, Heidi, Candy Candy, Marco, Remi, El Capitán Futuro, La Pequeña Lulú, el Oso Yogi, Tom y Jerry, el Gato Félix, Bob Esponja… no acabaríamos nunca de enumerar los dibujos animados que nuestra tele ha mostrado. Lo mismo pasaría con algunas de las series que han vivido un gran auge en los últimos años, generado desde las grandes productoras norteamericanas como Disney y Nickelodeon.

Pero nos vamos a enfocar en 3 espacios que tuvieron (y en el último caso sigue teniendo) gran popularidad en nuestro país y que fueron concebidos y creados íntegramente en Latinoamérica.

EL SHOW DE XUXA: María da Gracia Meneghel, una blonda modelo gaúcha (Río Grande do Sul, Brasil) comenzó su carrera televisiva en 1983. Su estilo de animación llamó la atención de la poderosa Rede Globo, quien la contrata en 1986. Desde ese momento logra una arrolladora popularidad en su país y que en 1990 se extiende a Hispanoamérica, al participar del Festival de Viña del Mar. Su programa es emitido en Canal 13, era invitada recurrente a los estelares dirigidos por Gonzalo Bertrán y participó en la Teletón de 1990.

Pero su romance con Chile acabó el 2000, cuando el mismo público que la acogió 10 años atrás en la Quinta Vergara, hizo un lamentable juego de palabras con su éxito “Ilarié”. Actualmente, sigue siendo una figura consular en la TV brasileña.

NUBELUZ: En este blog hemos hablado bastante de este programa peruano, el más exitoso y el más internacional en la historia de su televisión. Pero no está de más recordar que sale al aire en 1990, en 1992 comienza a transmitirse en Megavisión y al año siguiente las “dalinas” conductoras visitan nuestro país. Un fenómeno de aquellos, que comenzó a apagarse con la trágica muerte de su animadora Mónica Santa María.

EL CHAVO DEL OCHO: La historia de un huérfano de 8 años que vive dentro de su “bonita vecindad”, fue creada por el mexicano Roberto Gómez Bolaños en 1971. La intención original del conocido Chespirito no era hacer un programa para niños, sino que para un público adulto, aunque hayan adultos haciendo de niños.

Rápidamente las aventuras del Chavo, Quico, Doña Florinda, Don Ramón, la Chilindrina, la Bruja del 71, el Profesor Jirafales, el Señor Barriga, Ñoño, Popis, Godínez y compañía, sobrepasan las fronteras mexicanas. En 1976 comienza a transmitirse en Chile por TVN, logrando una gran popularidad que se traduce en una visita al país para hacer presentaciones en el Estadio Nacional y luego en varias ciudades de norte a sur. Mismo arrastre tienen los otros personajes de Chespirito como El Chapulín Colorado, el Doctor Chapatín, el Chómpiras y Chaparrón Bonaparte.

Desde 1992, Megavisión posee los derechos de emisión de la serie, que mantiene aceptables niveles de sintonía hasta la fecha.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s