#ArchivoDelMundial: España ’82, ¿Qué pasó con el carro de la victoria? (2a parte)

En la entrega anterior habíamos quedado en que el sorteo mundialista para la selección chilena, arrojó como rivales a Alemania Federal, Austria y Argelia. Pero antes de conocer que se pensaba de los rivales que enfrentaría el equipo dirigido por Luis Santibáñez, había que ver a quiénes se iba a convocar. Para el DT antofagastino la nómina parecía estar clara, pero la brillante campaña de Cobreloa en la Copa Libertadores ’81 (ver la serie que se hizo en este blog para más detalles) hizo que los nombres de Óscar Wirth, Mario Soto, Hugo Tabilo, Armando Alarcón, Víctor Merello y Héctor Puebla sonaran en la Roja.

Además de la selección A, había una selección B o de reserva, que esperaba su oportunidad para llegar a la titularidad. Ahí estaban por ejemplo, Marco Antonio Cornez y Eduardo Fournier al arco; Tabilo, Óscar Rojas, Raimundo Achondo y Carlos Díaz entre los defensas; Alarcón, Eduardo Jiménez y Orlando Mondaca como volantes y el “Ligua” con Juan Carlos Letelier, Luis Marcoleta y Víctor “Pititore” Cabrera en el ataque.

¿Cuál es su selección ideal?, sección de Deporte Total en la antesala de la prenómina de Luis Santibáñez

¿Cuál es su selección ideal?, sección de Deporte Total en la antesala de la prenómina de Luis Santibáñez

El público también quería dar su opinión. Por ello Deporte Total, “sin ánimo de inmiscuirse en la labor de Luis Santibáñez”, lanzó una encuesta sobre la selección ideal, consultando a diversos personajes del ámbito deportivo como el “Zorro” Álamos y Hernán “Chamullo” Ampuero (legendario ayudante técnico), jugadores activos y en retiro de varios equipos nacionales, periodistas deportivos de distintos medios, e incluso gente fuera de la esfera del deporte del balón.

Algunos más o menos vinculados, como locutores radiales de la talla de Julio Videla y Lucho Hernández padre, Freddy Hube, Gabriel Muñoz, Pablo Aguilera y Ricardo Calderón; Sergio Riesenberg, director de televisión; personalidades del boxeo como el gran Martín Vargas y su manager Lucio Hernández; e incluso Jaime Guzmán, el ideológo institucional de la dictadura militar, presentado como un simple abogado.

El resultado final de la encuesta arrojó que el once ideal del público era compuesto por Mario Osbén en el arco; Lizardo Garrido, René Valenzuela, Elías Figueroa y Luis “Chupete” Hormazábal en la defensa; Manuel Rojas, Rodolfo Dubó y Miguel Ángel Neira en la mediocampo; y Carlos Caszely, Patricio Yáñez y Miguel Ángel Gamboa en la delantera. Los encuestados en sus formaciones, incluyeron a varios nombres de Cobreloa, como a otras figuras consulares del balompié nacional. Consultado Santibáñez al respecto, la revista parafraseó a Don Francisco en un comercial de AFP Provida: “Es mi opinión y yo respeto la suya”.

EL ÁNÁLISIS DEL GRUPO

Portada de Deporte Total después del sorteo mundialista

Portada de Deporte Total después del sorteo mundialista

Dice Deporte Total que pudo haber sido peor. Al igual que el sorteo de Brasil 2014, nos tocó un peso pesado como es Alemania Federal; pero a diferencia de este año los otros rivales eran vistos como accesibles: Austria y Argelia. De hecho el plan era ganarle a los austríacos para que ellos le hagan la pelea a los teutones en el último partido. Como se vio después, el mundo está poblado de buenas intenciones.

Rápidamente se concreta como centro de concentración al Colegio Meres, fruto del viaje previo de Abel Alonso y Santibáñez. Como los chavales estarían de vacaciones, el centro estaría a plena disposición de la Roja. Estaba en las afueras de Oviedo, a medio camino entre esta ciudad y Gijón, lo que no traería dificultades para el transporte de la selección. Al final, las dificultades estarían adentro y tendrían evidentes consecuencias para el equipo.

Santibáñez analizó en Concepción a los rivales de Chile:

  • Argelia: “Es un país relativamente desconocido dentro del concierto mundial del fútbol, pero que tiene muchísimo contacto con Francia”.
  • Alemania Federal: “Es una potencia reconocida en el mundo, está dentro de los cuatro candidatos que todos señalan para campeón mundial”.
  • Austria: “Tiene dos o tres años sin perder un partido internacional”.

El análisis alemán era duro con Chile, algo que Deporte Total calificó de “desprecio”, en un arranque de patrioterismo típico de la época. Jupp Derwall, entrenador de la Mannschaft y sucesor de Helmut Schön, dice que Chile y Argelia no tienen altura para llegar a un mundial. A la vez, según la revista, había un “espía” en Chile de la selección germana, calificando así a Albert Schwenkler, secretario del agregado militar de la RFA.

Y después, casi por arte de magia, Jupp Derwall se desdice y reconoce a Deporte Total los méritos de Chile: “Lo que yo manifieste no significa que menosprecie, con respecto a Austria, a Chile y Argelia, ya que son solamente especulaciones. Cuando tengamos que enfrentarnos todos los equipos en Junio próximo, se sabrá quienes son los más capaces del grupo“.

Entrevista a Jupp Derwall en Deporte Total

Entrevista a Jupp Derwall en Deporte Total

LA NÓMINA Y LA SÚPERCONCENTRACIÓN

No

Nota de Deporte Total con la posible nómina de la selección chilena

El 22 de febrero era el día que Luis Santibáñez se autoimpuso para dar la nómina de la selección que iría a España. A partir de ese momento, comenzaría una concentración de cinco meses a la que casi todos los jugadores dieron su parecer, excepto el goleador Carlos Caszely. Para Locutín, la película estaba clara: “Los que ganaron las eliminatorias con Paraguay y Ecuador tienen la primera opción, porque un Mundial hay que afrontarlo con jugadores a los que uno conozca dentro y fuera de la cancha”.

Al final la nómina fue la siguiente:

  • Arqueros: Mario Osbén (Colo-Colo), Óscar Wirth (Cobreloa) y Marco Antonio Cornez (Universidad Católica).
  • Defensas: Mario Galindo (Colo-Colo), Lizardo Garrido (Colo-Colo), Vladimir Bigorra (Universidad de Chile), Enzo Escobar (Cobreloa), Óscar Rojas (Colo-Colo), Elías Figueroa (Fort Lauterdale Strikers de EE.UU.), Mario Soto (Cobreloa) y René Valenzuela (Universidad Católica).
  • Volantes: Rodolfo Dubó (Palestino), Eduardo Bonvallet (Universidad Católica), Carlos Rivas (Colo-Colo), Raúl Ormeño (Colo-Colo), Manuel Rojas (Universidad Católica) y Miguel Ángel Neira (Universidad Católica).
  • Delanteros: Juan Carlos Letelier (Cobreloa), Gustavo Moscoso (Universidad Católica), Carlos Caszely (Colo-Colo), Patricio Yáñez (San Luis de Quillota) y Miguel Ángel Gamboa (Universidad de Chile).
Los seleccionados trotando en Tongoy durante la primera etapa de la concentración mundialista

Los seleccionados trotando en Tongoy durante la primera etapa de la concentración mundialista

Abajo de la primera lista se quedaron Merello, Rodolfo Dubó y Chupete Hormazábal. Para la pretemporada estuvieron el Ligua Puebla, Armando Alarcón, Orlando Mondaca y Héctor Díaz, pero no estuvieron en la lista final. Para Santibáñez la clave estaba en el equipo del ’81, formado desde la Copa América del ’79. Con ellos empezó la “superconcentración” de 5 meses, primero en las Termas de Jahuel con un completo plan de actividades diseñadas por el PF Gustavo Ortlieb. La siguiente escala fue Tongoy a partir del 1 de marzo.

Hecha la etapa de acondicionamiento, se vino la gira. No la gira que prometían después de la clasificación, sino que una gira por el Norte del país. El 6 de marzo juegan un amistoso con Coquimbo Unido dirigido por el eterno José Sulantay, donde la Roja gana 3 a 0. Cabe señalar que ese partido lo jugaron con zapatillas, no con los tradicionales zapatos de fútbol. El 14 se prueban ante el siempre exigente y aguerrido Deportes Iquique, ganando 2 a 1, con goles de los Migueles Ángeles: Gamboa y Neira. El descuento para el Dragón corrió por cuenta de Fidel “Chino” Dávila, mientras que Jaime “Pipí” Carreño y Hugo Solís ponían a punto a los dirigidos de Locutín.

La gira siguió en Arica, donde Deportes Arica logró complicar a la selección. El CDA (hoy San Marcos de Arica) iba ganando por 1 a 0, dejando a la vista las falencias del equipo de Santibáñez, pero nuevamente los Migueles Ángeles salvaron la situación y lo dieron vuelta 2 a 1. La última escala fue en la tierra del DT, Antofagasta, donde gana por la cuenta mínima al vigente CDA con tanto de Letelier. Así se cerraba la primera etapa del plan de cinco meses.

LA CUMBRE DE LOS ENTRENADORES

Panorámica de la cumbre de los 4 entrenadores sudamericanos en Santiago

Panorámica de la cumbre de los 4 entrenadores sudamericanos en Santiago

Entre medio de esa concentración, Canal 13 organiza una cumbre con los entrenadores de los países de la Conmebol que clasificaron a España. Ahí estaban César Luis Menotti (Argentina), Telé Santana (Brasil) y Elba de Padua Lima, “Tim” (Perú), pero faltaba el entrenador de Chile, Luis Santibáñez, que además de ser entrenador de la Roja y de la Universidad Católica, era comentarista de Televisión Nacional. Y resulta que en 1982, al igual que en 1998 y en 2014, la red estatal y el por ese entonces canal del angelito, se peleaban cada punto de rating con la selección chilena. De eso hablaremos en una entrada especial.

Por eso, en referencia al capítulo “cumbre”, la Federación tuvo que presionar a TVN para que “soltaran” a Santibáñez para el foro del 13, bajo la amenaza deque canal 7 no transmita los últimos amistosos de la Roja. TVN cedió y Locutín fue a la cumbre que tendría lugar en la sede de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) el mismo lugar en que Juan Pablo II, 5 años después dijo “Los pobres no pueden esperar”.

Como buena transmisión de Canal 13 en la época, estaba detrás el dúo de César Antonio Santis en la conducción y Gonzalo Bertrán en la dirección televisiva. Los asistentes eran en su mayoría periodistas deportivos, principalmente de Canal 13 como Julio Martínez, Rául Prado y Alberto Foullioux. También estaba Milton Millas, por esos años en Teleonce y el argentino Enrique Macaya Márquez. También fueron dirigentes como el presidente de la Conmebol, Teófilo Salinas, los presidentes del COCH y la Federación de Tenis, el promotor boxeril Ricardo Liaño y el cantante (polémico) Óscar Andrade.

Deporte Total en su crónica (escrita por Aldo Schiappacasse y el Caco Villalta) dice que no se supo aprovechar a los invitados. Juan Cristóbal Guarello y Luis Urrutia O’nell “Chomsky”, en su libro Historia Secreta del Fútbol Chileno, estiman que la cumbre fue una lata. Los DTs hablaron de la violencia en el juego, los reglamentos que se deben unificar, las visiones sobre el periodismo deportivo, el doping y las concentraciones. Algunas declaraciones de esa cita:

  • Menotti sobre los periodistas: “Hay periodistas respetuosos, irrespetuosos, idóneos y que no saben nada. Los que no saben nada también pueden ser respetuosos, claro. Pero intentando calcular un porcentaje, voy a ser bastante generoso con los periodistas. En mi país, un 97% no sabe nada y sólo un tres por ciento entiende algo”.
  • Santana sobre el juego duro: “Pese a que en el campeonato nacional brasileño existe demasiada violencia, nuestro seleccionado está preparado psíquicamente para desarrollar un juego técnico exento de violencia(…) Hay que considerar que los técnicos mandan muchas veces a golpear, los jugadores golpean y los árbitros no aplican el reglamento. La culpa es absolutamente de todos”.
  • Tim sobre el doping: “Yo no me preocupo. Al médico y al preparador físico los contrato yo y son de mi absoluta confianza. Nunca doparán a mis jugadores”.
  • Santibáñez sobre los regímenes de concentración: “Hay que entender que el adoctrinamiento futbolístico se logra solamente a través de una convivencia diaria. No se encierra a los jugadores sólo porque el técnico quiera. Se trabaja, se descansa, se alimenta planificadamente y eso será vital para un buen rendimiento en el Mundial. Yo entiendo a los jugadores que muchas veces son víctimas de los técnicos. Es más noble porque debe acatar y obedecer ciegamente las instrucciones”.

LA PUESTA A PUNTO Y LOS EFECTOS DE LA SÚPERCONCENTRACIÓN

Juan Carlos Letelier atacando a la defensa peruana en el Estadio Nacional

Juan Carlos Letelier atacando a la defensa peruana en el Estadio Nacional

La segunda fase de la concentración premundialera incluyó una serie de amistosos internacionales. El primero fue el 23 de marzo ante Perú en Santiago, ganando por 2 a 1 con goles de Letelier y Neira; mientras que la revancha fue el Lima, donde la blanquirroja gana por 1 gol a 0, fuertemente inspirada por su público. El siguiente rival es otro equipo internacional, pero no una selección: era Defensor Sporting de Uruguay, el tercer equipo en importancia de la Banda Oriental. Se le gana agónicamente por 1 a 0, pero nadie se alarma.

La alarma en realidad viene con la derrota a manos de Botafogo de Río de Janeiro, también por la cuenta mínima y generando pifias en el público. Pero Santibáñez, según Guarello y Chomsky, creía que esas pifias eran de gente que quería que a la Roja le fuera mal: “Entiendo a la gente; ellos representan a un sector de la vida nacional y deportiva que se alegra cuando nos va mal”. La reivindicación vino goleando a Boca Juniors 5 a 1, aún cuando el cuadro xeneize jugó con suplentes.

Ese partido fue la antesala de la ansiada gira europea de la selección, que en realidad fue una “gira promocional” al Principado de Asturias. Dice Edgardo Marín, reputado periodista deportivo y enemigo declarado de Santibáñez y su fútbol: “Se trataba, se explica, de una visita de ‘relaciones públicas’ al lugar donde el equipo se radicará durante el Mundial. Además se juega. Y el empate sin goles no favorece a la imagen de la Selección ante sus futuros anfitriones. Ni ante el público chileno”.

En efecto, se empató ante el Oviedo y los jugadores querían saber por qué no se fue antes a España en vez de ir y volver; a lo que Santibáñez les responde, según comentan Guarello y Chomsky, que “nos puede cagar la ETA”. Corrió un rumor que la banda terrorista vasca tenía como objetivo militar a la Roja, y si se jugaba un partido en el País Vasco habrían atentados. No se ha podido comprobar la veracidad de ese rumor.

Los seleccionados necesitaban concentrarse, pero se aburrían como ostras. La llamada “súper concentración” ya hacía sus efectos, y en los descansos entre entrenamientos se optaba por jugar tenis de mesa, pool o flipper y ver TV. Se armaron “salidas a terreno” como ir a ver obras de teatro, llegaron a hacerles clases de cueca, fue a visitarlos el elenco del Picaresque (Con Daniel Vilches y Patty Cofré incluídos)… pero lo que más divertía a los convocados eran las bromas y leseras varias.

Algunas de ellas: duelos de pool entre Caszely y Bonvallet, en el que perdedor pagaba penitencia; entrenamientos flojitos de Figueroa y el resto de las figuras de la selección, mientras el resto se comía un huracán de puteadas; e incluso una pelea ficticia entre Don Elías y Carlos Humberto que fue pretexto para desnudar a Locutín y tirarlo en una tina con agua tibia. Esa broma era perfecta, de no ser por el utilero de la selección que le puso agua hirviendo: “¡¡ESTÁ HIRVIENDO CONCHETUMADRE!!” fue el grito del DT, según se consigna en “Historia Secreta del Fútbol Chileno”.

Incluso se detalla en el libro varias escapadas sexuales de los jugadores, de las que Santibáñez sabía perfectamente pero no hacía nada.

UNA PREOCUPANTE PRETEMPORADA

Gol de la selección ante el Cercle Brujas de Bélgica

Gol de la selección ante el Cercle Brujas de Bélgica [Foto: La Tercera, Biblioteca Nacional]

Siguen los amistosos con equipos extranjeros, ya que pocas selecciones nacionales querían jugar en el país de Pinochet. Triunfo ante el RWD Moelenbeck de Bélgica 4 a 2, donde los descuentos fueron de larga distancia y con una floja respuesta de Mario Osbén. Triunfo ante el Barcelona con gol de Caszely y pronto repliegue defensivo.

Vino la selección de Rumania y le dio un baile a Chile, al final del primer tiempo ganaba 3 a 0. Se dice que en el entretiempo un dirigente amenazó con no pagarle a los rumanos la plata por la actuación si no se dejaban de meter goles. Curiosamente, el equipo europeo se frenó y la selección metió 2 goles. Un paseo en toda regla, los rumanos eran un Concorde en comparación a Chile que era una burrita.

El DT de los rumanos dice que el equipo nacional era lento. Luego vino la República de Irlanda, a la que se gana por 1 a 0 ante un estadio a medio llenar. Miguel Ángel Gamboa, en un arranque verbal típico de la época en los seleccionados, dice no entender a la hinchada: “En Chile está prohibido triunfar. Si ganamos nos pifian, si perdemos también nos pifian. ¿Quién entiende a quién?”. La incertidumbre llegaba a Santiago.

Vino el Paris Saint Germain y se le gana 3 a 2, pero derrumbándose en el segundo tiempo. Vino el Inter de Milán y se empató a 0, con un equipo que hizo uso del tradicional “catenaccio” italiano. La gente dudaba y bajaba la asistencia a los partidos, a lo que Abel Alonso responde con la prohibición de la televisación de algunos partidos. Obvio, no hay que quedar en vergüenza, si en Chile “vamos bien, mañana mejor”.

El cierre fue otra vez ante el Botafogo, donde se le gana 4 a 1; y finalmente ante el Cercle Brujas de Bélgica. Los dirigentes habían vendido a este equipo como el Brujas de Bélgica, que es uno de los más importantes de la Liga Belga, pero en realidad el Cercle Brujas estaba en segunda división en 1982. Hoy está en la Primera División. Se le gana fácilmente 5 a 0, pues era un equipo C.

Abel Alonso, Carlos Caszely y Augusto Pinochet en la despedida de la selección en La Moneda [Foto: La Tercera, Biblioteca Nacional]

Abel Alonso, Carlos Caszely y Augusto Pinochet en la despedida de la selección en La Moneda [Foto: La Tercera, Biblioteca Nacional]

Antes de ese partido, la mañana del 3 de junio de 1982, la selección va a La Moneda a despedirse de Augusto Pinochet. Las miradas estaban puestas en la posibilidad de que Caszely nuevamente dejara con la mano estirada al dictador, cosa que finalmente no ocurrió.

Elías Figueroa dijo en ese momento: “No sólo vamos a una justa deportiva, sino que sabiendo la responsabilidad nuestra como ciudadanos chilenos. Trataremos de dejar bien en alto el nombre de este hermoso país”. Pinochet les “arenga”: “Yo les deseo, en forma muy sincera y muy sentida, de que si no pueden obtener el máximo, sé que van a entregar lo máximo. Y eso sí que es satisfacción”.

El 6 de junio la selección parte a España. La gente abarrotó el Aeropuerto de Santiago y los canales de televisión hicieron cobertura especial. Canal 13 puso a Pepe Yeruba en la losa de Pudahuel. Canal 11 mandó a Gastón de Villegas (recordado por ser el encargado de la sala de Teletipos), quien fue víctima de los arrebatos de Santibáñez, que odiaba la crítica permanente de Teleonce. Mientras De Villegas preguntaba y Locutín lo evadía, un periodista de TVN se cruza y le pregunta por que le puede ofrecer al público. El DT responde:

“Yo no ofrezco nada. Simplemente quiero decir que nos faltaron pasajes para el carro de la victoria y veo que hasta el Canal 11 se ha subido (comienza a caminar y habla mientras otros ríen). ¡Nos faltaron pasajes para el carro de la victoria, ja, ja, ja…!”

Santibáñez se tenía fe. Los jugadores se tenían fe. Los medios tenían fe. El pueblo tenía fe. El gobierno tenía tanta fe, que aprovechó esos días para afirmar categóricamente que el Dólar no sería devaluado, ante los aires de recesión que se avecinaban. Si al final, todos estarían más pendientes del Mundial que de la economía. Pero la historia que se iba a escribir en España no correspondería a la fe que respiraba en Chile.

Extracto de la portada de La Tercera el día posterior a la partida de la selección [Foto: Biblioteca Nacional]

Extracto de la portada de La Tercera el día posterior a la partida de la selección [Foto: Biblioteca Nacional]

Anuncios

Un comentario en “#ArchivoDelMundial: España ’82, ¿Qué pasó con el carro de la victoria? (2a parte)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s