#ArchivoDelMundial: España ’82, ¿Qué pasó con el carro de la victoria? (3a parte)

Es junio de 1982 y la selección chilena se aprontaba para arribar a España. Faltaba poco para que se iniciara el Campeonato Mundial de Fútbol y las expectativas de todo el país estaban cifradas en Caszely, Elías y el Pato Yáñez. Y mientras la población se centraba en la pelota y Naranjito, el gobierno militar decide devaluar el peso como una forma de hacer frente a la recesión que se avecinaba.

Llegamos a la parte final de esta serie de crónicas sobre la campaña de la selección chilena en España ’82, que distó muchísimo de lo que vimos en Brasil 2014. A continuación el relato de cómo el carro de la victoria se terminó por averiar, el presagio de una gran tormenta que se le vendría a Chile.

ASTURIAS, SENTIRSE COMO EN SU CASA

Llegada de la Selección Chilena a Madrid [Foto: Captura TVN]

Llegada de la Selección Chilena a Madrid [Foto: Captura TVN]

El largo viaje a España tendría como primera escala a Madrid. Al arribar el avión desde Santiago, Luis Santibáñez hace una de sus características declaraciones grandilocuentes ante una pregunta de una periodista de TVN, sobre los equipos que serían los grandes favoritos del Mundial: “Creo que en los 4 primeros, no debe ser ninguna novedad, va a estar España seguramente, va a estar Alemania, va a estar Brasil, va a estar Argentina; pero me temo que va a estar Chile integrado ahí”.

Elías Figueroa por su parte, consultado si la Roja pasará a segunda fase, dice que está muy seguro de aquello. “En eso estoy muy seguro, pasaremos a segunda fase y Chile hará un gran papel en este mundial”. En 2014, en un programa de TVN dice “Creamos mucha expectativa, porque realmente teníamos jugadores, pero creamos mucha expectativa y no fue tanto”. Es el juicio que otorga la frialdad del paso del tiempo.

Ya en Asturias, los jugadores debían instalarse en el Colegio Meres, que según Abel Alonso “se lo quitamos a los alemanes”. El plantel, años más tarde recuerda que fue un agobio estar ahí…

  • “Nos teníamos que entrar, porque salían los cabros chicos a recreo (…) El primer día jugando pool, al décimo día nos estábamos tirando las pelotas por la cabeza; jugar taca taca ya te aburría, jugar ping pong ya te aburría (…) El arroz con leche nos dejó locos, la paella nos dejó locos” (Carlos Caszely)
  • “La concentración en el Colegio Meres nos aturdió, nos aturdió en todo sentido. No tuvimos noción de donde estábamos, faltó alguien que nos dijera ‘compadre, se están jugando un Mundial'” (Patricio Yáñez)
  • “Lo que tenías que hacer era comer. Comer, descansar, comer, descansar y entrenábamos, comíamos y descansábamos, entrenábamos, comíamos y descansábamos. Y eso se hizo fastidioso” (Elías Figueroa)

A lo anterior se sumaba la envidia de ver el resort en que estaban los alemanes, en el que podían recibir la visita de sus familias. Casi lo mismo pasaba con los austriacos, mientras nuestros jugadores extrañaban a sus parejas. La solución, como nunca estuvo al alcance de la mano: un jugador se encargaba de conseguir revistas pornográficas para que el plantel recurriera al onanismo.

Selección chilena entrenando en el Colegio Meres [Foto: Captura TVN]

Selección chilena entrenando en el Colegio Meres [Foto: Captura TVN]

El aspecto alimentario, como decía Caszely, fue crítico. Locutín no llevó cocinero propio ni nutricionista, lo que terminó en un aumento crítico de peso en varios jugadores, aspecto fundamental para entender porque el juego de Chile fue tan deficiente. Asaltos nocturnos a los refrigeradores, tráfico de embutidos, raciones extras de arroz con leche y lo peor de todo, un preparador físico burlado sistemáticamente.

Así lo cuentan Juan Cristóbal Guarello y Luis Urrutia “Chomsky” en su Historia Secreta del Fútbol Chileno: cuando Gustavo Ortlieb llamaba a los seleccionados al pesaje, el grupo pedía a Figueroa que lo distrajera, para que al pesarse se registrara una medida distinta a la que realmente correspondía. Ortlieb no verificaría nada.

Para variar (y en un parecido con las disposiciones de Marcelo Bielsa en 2010 y Jorge Sampaoli en 2014), había un secretismo absoluto respecto de las alternativas de la concentración chilena en España. Pero ésto no fue óbice para que la prensa hiciera su despliegue y presentara notas triunfalistas, aumentando la fe ciega del pueblo en sus jugadores.

El 13 de junio empezó el mundial en el Camp Nou de Barcelona, con una “sorpresa”: la derrota de Argentina 1 a 0 ante Bélgica. Al día siguiente, y en otro aspecto, el Gobierno Militar resolvió la devaluación del peso, haciendo olvidar el dólar a $39 y el inicio de una de las peores crisis económicas de nuestra historia, que generaría a partir de 1983 una serie de protestas contra la Dictadura de Pinochet. Pero por el momento, la gente estaba en otra.

CHILE-AUSTRIA: ESE PARTIDO, ESA JUGADA…

Portada de La Tercera, 17/06/1982 [Foto: Biblioteca Nacional]

Portada de La Tercera, 17/06/1982 [Foto: Biblioteca Nacional]

El 16 de junio en Gijón, la selección chilena asistió en pleno al partido entre Alemania Federal y Argelia, para ver el nivel de juego de sus rivales. De la RFA se sabía, pero de Argelia no y se creía ingenuamente que una goleada sería factible ante los africanos. Pero pensaron mal y los argelinos ganan 2 a 1.

La estrategia de Santibáñez era empatar con Austria y ganarle a Argelia, después de empatar con la RFA; ya que creía que los alemanes ganarían a las dos otras selecciones. Con los goles de Rabah Madjer y Lakhdar Belloumi, había que ganarle como sea a Austria.

Así lo dijo el Pato Yáñez 32 años después, en el partido entre Alemania y Argelia en los octavos de final de Brasil 2014 en la transmisión de TVN: “Se complicó todo nomás, había que ganarle a Austria. Entonces sacábamos la cuenta: le ganamos a Austria y al final nos jugamos la clasificación con Argelia. Esos era los 4 puntos”.

Chile aspiraba a contribuir al caudal de sorpresas del mundial, sumarse a la debutante Camerún que empató con Perú, a Bélgica, a Honduras que le empató a España y a la misma Argelia. “¡Arriba Chile!, no hay enemigo grande” titulaba La Tercera. “Hoy se la juega Chile” decía Las Últimas Noticias.

Pero el titular de la jornada lo lanzó el vespertino especial de La Tercera “Extra”: “Otra sorpresa: Austria derrotó a Chile”.

Todo el país se paralizó para ver el partido. En las calles poco tráfico, los niños con televisores en sus salas, nadie quería perderse el partido… pero el gol de Walter Schachner bajó el ánimo a la gente… el remate fue el ya tristemente célebre penal perdido de Carlos Caszely.

En España, Caszely reconoció que pateó mal el penal, mientras Santibáñez no compareció en conferencia de prensa y dejó con “la vena hinchada” a los periodistas internacionales. Pero en Chile, ese particular “doble standard” del hincha se hizo más patente: la mayoría achacaba al delantero su responsabilidad por la derrota, aunque varios apuntaban a Santibáñez.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

CHILE-ALEMANIA: “NOOOO, SI RUMMENIGGE VA A JUGAR INFLITRADO…”

Titular de LUN del 20/06/1982 [Foto: Biblioteca Nacional]

Titular de LUN del 20/06/1982 [Foto: Biblioteca Nacional]

El próximo partido era uno que los periodistas deportivos suelen llamar “duelo de necesitados”: Chile vs Alemania. La Roja buscaba ganar sus primeros dos puntos, luego de la derrota ante Austria; mientras que los teutones querían sacarse el resultado adverso que le propinó Argelia.

Para los dirigidos por Jupp Derwall, había una preocupación, que es la lesión de su goleador Karl-Heinz Rummenigge. En el calentamiento previo, los chilenos creían que iba a jugar con complicaciones, ya que se infilitraría. Bonvallet, Caszely y Figueroa estaban de acuerdo: “Este hueón está lesionado, seguro juega a media máquina”.

Al final del partido, Mario Osbén no pensaría lo mismo que sus compañeros.

El planteamiento ultradefensivo de Locutín hizo agua por todos lados. Rummenigge, que iba a jugar infiltrado, a media máquina hizo 3 goles… 3… y Paul Breitner, el único sobreviviente del encuentro entre chilenos y germanos en 1974, puso la cuarta cifra. Gustavo Moscoso, jugador pampino de Universidad Católica, anotó el descuento del honor.

La opinión del respetable era unánime: Santibáñez es el responsable, mientras el antofagastino cree que el resultado es “la realidad de nuestro fútbol”. “Somos malos y punto” decía La Tercera; mientras LUN veía opción para la selección en 1986. Abel Alonso, que meses antes decía que a España no iríamos a hacer el rídiculo, ahora dice “no es el mayor fracaso”.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

CHILE-ARGELIA: CON EL POCO DE DIGNIDAD QUE NOS QUEDÓ

El ambiente mundialero se había diluido. La gente abrió los ojos y se dio cuenta de la realidad de nuestro fútbol. No eran buenos, eran malos. En los colegios no daban permiso para ver el último partido con Argelia. Y el Paseo Ahumada tenía el tráfico de un día normal. Los problemas de Chile eran otros: la crisis económica en ciernes, el alza del precio del pan, el nombre del primogénito de los príncipes Carlos y Diana, e incluso las dudas que se asomaban sobre el título mundial del boxeador Benedicto Villablanca, preocupaban más a los chilenos.

La mañana del jueves 24 de junio de 1982 era de normalidad en Chile. Si alguien quería sufrir o pasar un mal rato, debía prender el televisor.

Al final del primer tiempo, Argelia embocó 3 a Chile. Los argelinos hechos una tromba, mientras la Roja se iba al pase corto y al ollazo. En el segundo lapso vinieron los goles de Juan Carlos Letelier y Miguel Ángel Neira, que ayudaron en cierta parte al gran fraude de ese mundial: el Austria vs RFA.

Nadie quería saber más nada de Mundial. Para los diarios más importante era llorar por la pérdida consumada del título de la Asociación Mundial de Boxeo de Benedicto Villablanca, o incluso la protesta de las chicas que trabajaban en “cafés topless” (antecedentes de los cafés con piernas) buscando evitar el cierre de los locales. Santibáñez negaba la pésima preparación de la selección y le echaba la culpa a los árbitros y al nivel del fútbol chileno (excusa estúpida, si tenemos en cuenta el nivel de Cobreloa). Por esas mismas ramas se iba Alonso, casi como culpando a la “raza chilena”.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Y LAS RESPONSABILIDADES…

Caricatura de Orlando Escárate en La Tercera, con Luis Santibáñez y un "ratón de cola pelá" [Foto: Biblioteca Nacional]

Caricatura de Orlando Escárate en La Tercera, con Luis Santibáñez y un “ratón de cola pelá” [Foto: Biblioteca Nacional]

El 25 de junio, Las Últimas Noticias llamaba a la gente a aplaudir a la selección… pero en la cara. Al día siguiente volverían de España, con muchos periodistas sedientos de vengarse de Locutín. Un periodista de Canal 11 le pregunta en qué carro volvía, a lo que Santibáñez responde que en Juan Pinto Durán lo diría. Marcelo Araya de TVN, acusado de “ratón de colá pelá” por el DT, prácticamente le dijo lo mismo y en su cara.

5 días más tarde, Santibáñez responde en Juan Pinto Durán. Canal 13 transmite esa conferencia (quizás un arropaje del amigo Bertrán, quien lo recomendó para la UC) en la que el técnico se deslinda de toda responsabilidad. Culpa a la “falsa expectativa” generada por la prensa, cuando el creador del “carro de la victoria” fue él. Culpó al nivel del fútbol chileno, en el año en que Cobreloa volvería a la final de la Copa Libertadores. Intentó dar pena y nadie le creyó. Aunque parezca cruel, para Santibáñez la culpa no fue del chancho, sino de quien le dio el afrecho.

Así terminó una ilusión en medio de días grises. De peor forma posible. No sólo éramos malos para la pelota, además estábamos en recesión y más encima con el agua hasta el cuello, gracias a los brutales temporales posteriores. Parece que el fútbol era un presagio de la tormenta que se le avecinaba a Pinochet.

Y es por esta actuación, a juicio de muchos, lo que hace que se valore tanto el desempeño de Chile en Brasil 2014. Aunque nunca nos hayan prometido subirnos en un carro de la victoria.

Anuncios

2 comentarios en “#ArchivoDelMundial: España ’82, ¿Qué pasó con el carro de la victoria? (3a parte)

  1. Qué tremendo artículo, qué tremendo blog. Muchas gracias por esta iniciativa, para mí que soy ávida de estas efemérides de la historia reciente, esta exhaustiva revisión tan bien documentada de cada artículo es un manjar XD.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s